top of page
  • Foto del escritorrivassuper

Freidora de Aire... ¿Sí o no?

¡Buenos días!


Ya dejando atrás la Semana Santa, volvemos con un post sobre la tan popular freidora de aire, que poco a poco va haciéndose hueco en nuestras cocinas.


Hemos preparado un resumen con información súper útil que te ayudará a entender mejor este pequeño electrodoméstico y tal vez a decidirte si estás pensando en comprar uno.



La freidora de aire es un pequeño aparato que cocina los alimentos gracias al aire caliente que acumula en su interior, siendo su principal ventaja la capacidad de “freír” alimentos utilizando una mínima parte de aceite en comparación con la freidora clásica.


Como decimos, los alimentos se cocinan con aire a alta temperatura, lo que permite que se aprovechen sus propios jugos y líquidos en el cocinado.

El aire caliente permite que la superficie exterior del alimento quede crujiente y el interior siga jugoso, por eso el resultado podría parecer o hacer el efecto de una fritura.


Es importante tener en cuenta que, a pesar de suponer una alternativa a las frituras convencionales, no consigue el efecto exacto de la freidora.


El aparato funciona con electricidad, por lo que supone un ahorro en otras fuentes energéticas como el gas, y presenta un consumo bastante menor que el horno, y además es más seguro ya que no corremos el riesgo de quemaduras por aceite.


A la hora de elegir cualquiera de los miles de modelos que hay ya en el mercado, deberíamos tener en cuenta varias cosas.


En primer lugar, hay que saber que los cestos para cocinar no suelen ser muy grandes, por lo que es imprescindible elegir el modelo que tenga el volumen o capacidad que más encajen con nuestras necesidades; en general, encontramos freidoras de aire desde 1 hasta 5L.


También es muy importante, de cara a nuestra salud, elegir aparatos libres de BPA, es decir, libres de Bisfenol A, ese componente que puede ser dañino para nuestra salud y que podemos encontrar en algunos materiales plásticos. Así mismo, es importante limpiar con cuidado el interior y el cesto para no levantar el teflón.


Por último, es muy importante también tener en cuenta la potencia del aparato, ya que encontramos freidoras desde los 800w hasta un máximo de 2000w.


Esperamos que te haya resultado útil y, si estás pensando en hacerte con una, te hayamos ayudado a hacerte una idea más clara de sus características para poder decidir.






85 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page